Consumo responsable y riesgos sobre la salud

Si vas a beber, hazlo con moderación. Esto quiere decir, limitarte a cierta cantidad de tragos, la “Guía alimentaria para los estadounidenses” recomienda:


  • No más de un trago (1.5 oz de Carajillo Oro) al día para mujeres. 
  • No más de dos tragos (3 oz de Carajillo Oro) al día para hombres.

Además, no se recomienda el consumo de bebidas alcohólicas para personas:


  • Menores de 21 años.
  • Embarazadas.
  • Personas que están manejando o planean hacerlo.
  • Personas que necesitan destreza y coordinación para realizar alguna actividad.
  • Personas que están tomando medicamentos con o sin receta, que puedan provocar efectos adversos.
  • Personas que sufren enfermedades o condiciones que pueden empeorar con el alcohol.
  • Personas que se están recuperando de alcoholismo o que no puedan controlar la cantidad que beben.

Beber en exceso

Esto es lo mismo que beber demasiado y cualquier ingesta de alcohol por personas embarazadas o menores de 21 años.


El atracón de alcohol, la forma más común de consumo de alcohol en exceso, se define como beber lo siguiente:

  • En las mujeres, 4 o más tragos en una sola ocasión.
  • En los hombres, 5 o más tragos en una sola ocasión.

Beber demasiado alcohol se define como consumir lo siguiente:

  • En las mujeres, 8 o más tragos a la semana.
  • En los hombres, 15 o más tragos a la semana.

Aunque la mayoría de las personas que consumen alcohol en exceso no son alcohólicas ni tienen dependencia al alcohol, el consumo constante de en exceso y de forma irresponsable puede derivar en diferentes problemas a corto y largo plazo.


Corto plazo

  • Lesiones, por accidentes automovilísticos, caídas, ahogamientos y quemaduras.
  • Violencia, como homicidios, suicidios, agresión sexual y violencia doméstica con parejas sexuales.
  • Intoxicación por alcohol, una emergencia médica provocada por niveles altos de alcohol en la sangre.
  • Comportamientos sexuales riesgosos, como tener relaciones sexuales sin protección o con múltiples parejas. Estos comportamientos pueden ocasionar embarazos no planeados o enfermedades de transmisión sexual, como el VIH.
  • Abortos espontáneos y muerte fetal o trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF) en las mujeres embarazadas y los bebés.

Largo plazo

Con el tiempo, el consumo excesivo de alcohol puede causar enfermedades crónicas y otros serios problemas como los siguientes:

  • Alta presión arterial, enfermedad cardiaca, accidentes cerebrovasculares, enfermedad del hígado y problemas digestivos.
  • Cáncer de mama, boca, garganta, esófago, hígado y colon.
  • Problemas de aprendizaje y memoria, como demencia y bajo rendimiento escolar.
  • Problemas de salud mental, como depresión y ansiedad.
  • Problemas sociales, como pérdida de productividad, problemas familiares y desempleo.
  • Dependencia al alcohol o alcoholismo, una enfermedad que requiere atención médica y psicológica.

Alcohol con cafeína

La forma más común de beber Carajillo Oro es con café, pero la ingesta de alcohol con cafeína tiene otros efectos secundarios.

Por ejemplo, la cafeína puede provocar la sensación de que se está menos ebrio. También oculta el efecto sedante del alcohol —no lo elimina—. Por otra parte, la cafeína refuerza el efecto del alcohol durante el sueño, por lo que hace que descanses peor.

El consumo de cafeína con alcohol también provoca deshidratación.

Para obtener más información visita la página de la Comisión Nacional contra las Adicciones.

Referencias

https://www.cdc.gov/alcohol/hojas-informativas/consumo-alcohol-salud.html